Los beneficios de plantar y cosechar

¿Por qué las personas buscamos cada vez más volver a las raíces de lo tradicional? En esta era donde todo está estandarizado y realizado en masa, todo vuelve a ser hecho en casa, orgánico y hasta tratamos de realizar nuestros propios productos.


Mi reflexión es que la lucha por nuestra supervivencia se ha transformado, ya sobrevivir no se trata de poder alimentarnos y mantener a nuestras familias seguras; la supervivencia se convirtió en una cuestión de consumo masivo y obtención de bienes materiales en un intento por "mejorar nuestras vidas". En un estudio realizado por la Secretaria de Salud de Medellin sobre la salud mental en la ciudad, se encontró que la causa número 1 de consulta es el Trastorno Ansioso o síntomas de ansiedad, le siguen los Trastornos Depresivos y los Trastornos por uso de fármacos. Estos datos no son sorprendentes: al estar cada vez mas inmersos en lo que "debemos" tener, ser, o hacer, dejamos de vivir en el presente. Nuestra supervivencia física está de alguna manera garantizada así que nuestros esfuerzos que anteriormente se centraban en el día a día yacen cada vez más en nuestro futuro. La ansiedad es el exceso de futuro, es la anticipación de algún suceso que aún no existe y sobre el cual no tenemos control.


La Terapia de Horticultura en la salud mental


En los años 1940 y 1950, los veteranos de guerra eran tratados por medio del contacto con jardines terapéuticos. Esto les permitía recobrar habilidades motoras y motrices por medio del trabajo en jardinería y de manera adicional, sus síntomas emocionales se reducían sustancialmente. En 1973 se creó el primer programa de psicología donde incluía dentro de su currículo Terapia de Horticultura, un tipo de terapia donde se utilizan la huerta y sus plantas como un medio para brindar salud mental a los pacientes mediante de la elaboración, en muchos casos, de su propio sustento y alimentos. En muchos de estos programas, los pacientes permanecen internos y su vida transcurre alrededor de su supervivencia: "si no siembras no comes".  ¿No es esto volver muchos años atrás donde la vida transcurría en el presente? Pues bien, hay formas de lograr estos beneficios sin tener que volvernos campesinos o vivir en una finca con amplios espacios para sembrar. Basta con tener un pequeño espacio con luz, aire, y agua disponible.


Ideas para crear tu propia huerta


Según Mitchell Hewson, el primer psicólogo licenciado en Terapia de Horticultura, "los espacios verdes proveen un santuario dentro de una vida ocupada". Aquí hay algunos de los tips que puedes tener en cuenta para construir tu propio santuario verde:

  • Incluye vegetales y frutales: la habilidad de crear alimentos aumenta la sensación de auto-eficacia e independencia. 

  • Siembra aromáticas: promueve la buena salud, agrega una rica fragancia al entorno, y ni hablar de las deliciosas infusiones que invitan a un buen libro en una tarde fría.

  • Selecciona plantas que se puedan secar y reutilizar para realizar manualidades como popurrí o decoraciones. De esta forma aumentas y optimizas los productos obtenidos.

  • Si tienes un espacio lo suficientemente grande, ubica una silla de donde puedas divisar toda la huerta y así podrás ver los frutos de tu esfuerzo.

  • Comprométete a pasar unos pocos minutos al día en tu huerta. Incluso en lapsos pequeños. El aire fresco, la vitamina D y el ejercicio son buenos para tu salud.

La huerta es una actividad que puede ser disfrutada en familia, incluso si tienes hijos pueden dividir las tareas, y de esta forma promover y reforzar la disciplina dentro del hogar. Además tus hijos obtendrán todos los beneficios del contacto con la naturaleza.


La foto anterior es el proyecto de huerta que se realiza con los niños de primaria en el colegio The New School Medellín. 

0 views

+1 206 202 6012   

tzuluagav@gmail.com

600 ​N 36th St. #210 (Space Building, Fremont). Seattle, WA